domingo, 10 de agosto de 2008

domingo, 10 de agosto de 2008

calentando motores

domingo, 10 de agosto de 2008 – 12:44
Calentando motores

Bueno, pues ya llevamos una semana en la Villa Olímpica, y ahora empieza lo bueno... Este periodo nos ha servido de toma de contacto, ya que los primeros días siempre son de nerviosismo hasta que te ubicas. El viaje lo hicimos bastante bien, ya que lo planificamos para ir durmiendo la mayor parte del tiempo e ir adaptándonos al horario, así que no sufrimos los estragos del temido “jet-lag”, y al día siguiente de llegar ya estábamos todos en buenas condiciones para empezar con el trabajo de preparación.

En esta ocasión hemos tenido suerte, y la verdad es que estamos muy bien situados dentro de la Villa Olímpica, muy cerca de los autobuses, del comedor y de las zonas comunes. Las casas donde nos alojamos son muy cómodas: están divididas en pisos de tres habitaciones para dos personas y son espaciosas y confortables, lo que facilita la convivencia (que aunque nos llevamos bien, eso de compartir el baño entre muchos siempre genera polémica...). Además, a mí me han dejado elegir la habitación más grande por ser el capitán...

Cómo véis, todo está marchando bien, no hemos tenido ningún contratiempo importante, y tras los primeros 2/3 días de adaptación “logística” (en los que tienes que organizarte con la ropa, averiguar dónde puedes comprar pilas, cómo funciona la lavandería o qué servicios te ofrece la Villa Olímpica), hemos normalizado nuestra rutina de entrenamientos para centrarnos en la competición.

También tuve la oportunidad de reunirme con otros de deportistas españoles en la recepción que dieron los Príncipes de Asturias en la Casa de España para transmitirnos su apoyo, a la que asistimos Bernie, Ricky y yo. Lo pasamos bien, comimos tortillita de patata y jamón (que ya lo empezábamos a echar de menos) y conocimos a atletas de otras disciplinas deportivas con los que compartimos experiencias.

Luego llegó el gran día: la inaugauración de los Juegos. Lo cierto es que supone un desgaste físico importante, ya que salimos hacia el estadio olímpico a las cinco de la tarde y no regresamos hasta la una de la madrugada. Además, hacía un calor sofocante, pero la emoción de desfilar con tu país lo compensa todo. Después de una larga espera, por fin llegó el momento. En principio teníamos que salir ordenados en tres filas de tres atletas de chicos y chicas para componer la bandera de España, pero nada más salir, debido a los nervios y la emocíón, nos mezclamos todos y ya no hubo forma de recomponer los grupos, e incluso hubo un momento en que yo acabe desfilando con Islas Vírgenes...

Por fin, hoy empezamos las competiciones. Debutamos contra Grecia, nada más y nada menos, una buena piedra de toque para ver cómo nos encontramos. En teoría, ellos viene más rodados, pero por el momento las sensaciones son buenas, así que esperamos hacer un buen papel. Ya os contaré mis impresiones después del partido. Hasta pronto.
Posted in

2 comentarios:

Santi C dijo...

Hola Carlos, estoy viendo el partido contra china y te escribo para daros animo y desearos que tengáis mucha garra para los próximos partidos.

¿Qué tal estas después de tu caída? Mejórate y A POR ELLOOOOOOOSSS OOOEEEE....

ska dijo...

merecida victoria ante china, mucha suerte y a por ellos!